12 de enero de 2016

Historia de varios Libros y un Hada

En medio de los momentos más negros de mi Vida, el Hada @ayarmanot me invita a participar del Taller de Ciencia Ficción coordinado por Teresa Mira.
Acepté en ese momento a regañadientes. No me sentía capaz de vivir, menos aún de escribir, aunque fuese en el género literario que amo y dando un paso para concretar mi Sueño de ser Escritor.
Era 2013 y por ese entonces en las librerías ofrecían Lágrimas en la lluvia, primer Novela de Ciencia Ficción de Rosa Montero.



Recuerdo que cuando tomé ese libro por primera vez y leí la contratapa, lo dejé: ese fue mi Yo deprimido.
Mas en la entrada de la librería di la vuelta, y lo abrí: ese fue mi Corazón.
Y fue también mirar una página al azar y que mis ojos no quisiesen dejar esas palabras.
Vivía tan al día que no podía comprar el libro. Aprovechaba los huecos de tiempo entre trabajo y trabajo para pasar por alguna librería y leer algún capítulo "de reojo".
Veía mi Vida oscura y hecha ruinas como siempre, mas no me percataba de que ese libro me abría algo por dentro.
Y llego una tarde al Taller y veo a todos bajoneados porque quién lee Ciencia Ficción en Argentina, a quién le importa la Ciencia Ficción en español, qué sentido tenía escribir aparte de leer lo que se hacía entre los cuatro gatos locos que éramos, y demás argumentos para largar todo.
Y fue que me saliese de dentro, como una fuente, contar de Lágrimas en la lluvia y de Rosa Montero y que el libro se vendía y estaba en las vidrieras de las librerías y que si ella podía lograr eso, por qué nosotros no. Creo que si me oyeron fue por todo ese entusiasmo que salía a borbotones y que a mí también me sorprendía, pues no lo sentía mío.
Ignoro si ahí hubo un Antes y un Después, lo cierto es que esa situación no volvió a repetirse y se produjo como un renacer, hacíamos ejercicios que llevaban a cuentos y las Historias brotaban solas entre papeles y tazas de café.
Era 2014 y como gran Desafío, surgió el proyecto de compilar cuentos en un libro, dentro de la temática Steampunk.
Vía Panal de Ideas lo financiamos por crowdfounding, planteamos un monto y para sorpresa nuestra, lo superamos. No solo terminamos imprimiendo más ejemplares que los que teníamos planeados: como broche de oro, la presentación fue en la Feria del Libro de Buenos Aires, en abril de 2015.

Puedes comprar un ejemplar ¡y más libros! AQUÍ


Como regalo de la Feria, entradas gratis.
Justo en el día en que vencía la entrada gratis que tenía, me entero de que Rosa Montero estaba en Buenos Aires para presentar su nueva Novela de Ciencia Ficción: El peso del corazón.



Sin dudar suspendí todos mis trabajos y me fui a la Feria para hacer dos horas de cola para la conferencia de Rosa. Y fue escucharla y oírla tan enamorada de su obra, defendiendo con tanta pasión al género de Ciencia Ficción, que fue Verla como Hada... y sentí que debía agradecerle ¿pero cómo?
En mi mochila tenía un ejemplar de la Antología Steampunk: me lo había llevado, sin pensar por qué. Bueno, ya tenía su razón para estar allí.

Rosa Montero

Rosa firmaba su libro en el stand de Editorial Planeta y fui corriendo. Comprar el libro fue dejar mi billetera vacía, mas no dudé: "mañana trabajo y con eso repongo".
La duda fue mientras hacía la cola para firmar.
Veía a los fans bien vestidos, sonrientes, sacándose selfies con la autora y empecé a temblar, qué estaba haciendo ahí, qué cuernos decirle, estaba siendo llevado por lo que pasaba y no tenía nada planeado, mi cabeza estaba en blanco.
Mas también miraba otra cosa. Rosa Montero es pequeñita de talla, y los del stand le habían dado una silla tan alta que sus pies estaban colgando. Para salir en las selfies la pobre se debía contorsionar sin bajarse, encima sonreír. Y sentí tanta bronca viendo eso que los nervios y dudas se me fueron.
Cuando me tocó el turno, le dije:

- Rosa, no quiero una selfie, quiero contarte una historia...

Fue contarle todo lo que ya leíste, verla oírme con la boca y ojazos bien abiertos, y de remate darle el libro.

- ¿Para mí? ¡Qué buena tapa! ¡Encima Steampunk! 

Fue verla con ojos brillantes de Hada, en un instante sin Edad ni Tiempo.
Mas de golpe, se detuvo:

- Ah, pero si me das este libro, me lo debes dedicar.

Ahí abrí la boca yo ¿dedicar el libro? ¿Qué ponerle?
Ley de Murphy: cuando más necesitaba usar la cabeza, estaba de huelga.
Me dió su lapicera, me temblaba la mano.
Y recordando toda la historia dejé que mi Corazón dictara y escribí:



Gracias por validar un Sueño


Cuando Rosa lo lee, le nace decir

- ¡Joder, ahora qué te escribo yo a tí!

Y le surgió esto:





Apenas mi ejemplar de El peso del Corazón volvió firmado a mis manos, fue volver al Mundo Real.
Con el personal del stand de Editorial Planeta conteniendo a la cola de gente esperando firmar, que me quería tirar cualquier cosa por la cabeza.


Ignoro el destino del libro con Rosa, esa historia no la sé. Nos hemos contactado por Twitter, mas no me atreví a preguntarle.
Asi como tampoco me animé a escribir estas líneas, hasta hoy.
Aunque lo que viví fue algo que me movilizó tanto, para llegar a tipear esto pasaron casi nueve meses (vaya casualidad).
Mas allá de todas estas trabas que me toca resolver, si lees esta historia es porque quiero cumplir con mis intenciones 2016.
Siento que esta historia, además, es buena tanto para mí como para tí.


Muestra que Todo confluye para que algo se de, mas allá de Tiempo y Espacio.
Muestra que ese algo se da si dejas libre tu Corazón.
Muestra que todo sucede si confías y te juegas.
Muestra, en fin, que la Vida supera tus Sueños más insólitos con solo animarte.



Suelta tus Alas,
que lo puedes todo.


 Y Gracias, Hada Rosa, por estar siempre.




No hay comentarios:

Publicar un comentario